Coeficientes y grupos de gasto

Imagen de fincasyvecinos
Cuotas y grupos de gasto

Una comunidad de vecinos tiene básicamente dos componentes:

  • los componentes privados que pertenecen a cada uno de los propietarios que componen la junta, y
  • los elementos comunes regulados por la propiedad horizontal, los estatutos y la junta de propietarios.

Del mantenimiento y gestión de los componentes privados se encargará cada propietario, mientras que del mantenimiento y conservación de los componentes comunes deberá hacerse mediante un fondo común que deberá nutrirse de un dinero aportado por los propietarios. La proporción en la que cada propietario debe aportar el dinero a dicho fondo viene determinado por las cuotas de participación y la estimación anual de dichos gastos.

Si no se estipula lo contrario, las cuotas serán idénticas para cada propietario, si bien, es común que en edificios donde existe gran disparidad de tamaño de las propiedades o el emplazamiento de estas, la cuota se establezca en proporción del tamaño de la propiedad.

La cuota para cada propiedad se establece en el Titulo Constitutivo y se expresa en “tanto por ciento”, con dos decimales. La suma de dichas cantidades de todos los propietarios deberá ser 100%.

Esta cuota, además de corresponder a la cantidad que cada propietario debe aportar para el mantenimiento de las zonas comunes, también representará el peso que cada propietario tiene en la junta de la comunidad (poder de decisión) e incluso, si la comunidad genera ingresos (p.e. por instalacion de placas solares y venta de energía), la forma en la que se repartirán dichos ingresos.

Lo más normal es que la cuota de cada propiedad venga fijada por el constructor. Si esto no es así, se intentará llegar por unanimidad a un reparto y en última instancia, deberá ser un juez el que fije dichas cuotas.

Grupos de Gasto

A pesar de que las cuotas estén fijadas, es posible que existan labores de mantenimiento y conservación de algunas zonas comunes que no se deban cargar a todos los propietarios, bien porque figura en los estatutos o en las escrituras, bien porque se ha acordado en alguna junta. Póngase por ejemplo un edificio compuesto por un portal de acceso a las viviendas y dos lonjas, sin acceso al portal. Con salida directa a la calle. Los propietarios de las lonjas podrian esta exentos de la electricidad o limpieza del portal.

Otro ejemplo puede ser un ascensor. Si una comunidad ha instalado un ascensor por mayoría, donde algunos propietarios no han contribuido a su instalación, dichos propietarios no estarán obligados a aportar dinero para las labores de mantenimiento, electricidad o cualquier gasto que conlleve el ascensor.

Pueden existir tantos grupos de gasto como se crea conveniente para que cada propietario aporte dinero a aquellos elementos comunes que la ley le obligue a ello.

En las comunidades donde no existen grupos de gasto, la cuota de participación será única. En las comunidades donde existen grupos de gasto, cada propietario, además de la cuota de participación general definida en el Titulo Constitutivo, tendrá una cuota diferente en cada grupo. Si en una comunidad de 10 vecinos con una cuota de participación del 10% se crea un grupo de gasto donde solo tendrán que poner dinero 5 de ellos, en dicho grupo de gasto tendrán una cuota del 20%.

A efectos de contabilización de las cuotas para los acuerdos a tomar en la junta de propietarios, la cuota válida será la que aparezca en el Titulo Constitutivo.

Etiquetas: