Derechos y deberes de los propietarios

Imagen de fincasyvecinos
Derechos y deberes de los propietarios

Son obligaciones de los propietarios:

  • Respetar las instalaciones generales de la comunidad y demás elementos comunes, ya sean de uso general o privativo de cualquiera de los propietarios, estén o no incluidos en su piso o local, haciendo un uso adecuado de los mismos y evitando en todo momento que se causen daños o desperfectos.
  • Mantener en buen estado de conservación su propio piso o local e instalaciones privativas, en términos que no perjudiquen a la comunidad o a los otros propietarios, resarciendo los daños que ocasione por su descuido o el de las personas por quienes deban responder.
  • Consentir en su vivienda o local las reparaciones que exija el servicio del inmueble y permitir en él las servidumbres imprescindibles requeridas para la creación de servicios comunes de interés general acordados, teniendo derecho a que la comunidad le resarza de los daños y perjuicios ocasionados.
  • Permitir la entrada en su piso o local a los efectos prevenidos en los apartados anteriores.
  • Contribuir, con arreglo a la cuota de participación fijada en el acta de constitución o a lo especialmente establecido, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización.
  • Contribuir, con arreglo a su respectiva cuota de participación, a la dotación del fondo de reserva que existirá en la comunidad de propietarios para atender las obras de conservación y reparación de la finca. El fondo de reserva, cuya titularidad corresponde a todos los efectos a la comunidad, estará dotado con una cantidad que en ningún caso podrá ser inferior al cinco por ciento de su último presupuesto ordinario.
  • Observar la diligencia debida en el uso del inmueble y en sus relaciones con los demás titulares y responder ante éstos de las infracciones cometidas y de los daños causados.
  • Comunicar a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad, por cualquier medio que permita tener constancia de su recepción, el domicilio en España a efectos de citaciones y notificaciones de toda índole relacionadas con la comunidad. En defecto de esta comunicación se tendrá por domicilio para citaciones y notificaciones el piso o local perteneciente a la comunidad, surtiendo plenos efectos jurídicos las entregadas al ocupante del mismo.
  • Comunicar a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad, por cualquier medio que permita tener constancia de su recepción, el cambio de titularidad de la vivienda o local.

Además, los propietarios u ocupantes de una propiedad no podrán:

  • Desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas que especifica la Ley.
  • Realizar modificaciones que afecten a los elementos comunes. Es necesitaría la previa autorización expresa de la Junta por unanimidad.
  • Instalar anuncios en las fachadas, a excepción de los dueños de los locales comerciales en la planta baja, manteniendo la norma de no exceder la fachada que corresponda a su local.
  • Colocar placas profesionales o comerciales fuera del espacio que la comunidad determine para este tipo de rótulos.
  • Modificar la decoración y ornamentación de las fachadas interiores o exteriores.
  • Variar la estructura de su propiedad que pueda afectar a la consolidación y seguridad de las partes comunes.
  • Ocupar los espacios comunes con materiales, más allá de un tiempo razonable para su traslado a otro lugar.

Son derechos de los propietarios:

  • Participar y Votar en las Juntas de Propietarios
  • Optar a cualquiera de los puestos de Gobierno de la Comunidad.
  • Ejercer cualquier actividad dentro de su propiedad que no produzcan ruido, olor, contaminación y en general cualquier perjuicio contemplado por la ley.
  • Usar los elementos comunes manteniendo este uso dentro de lo que dicta la ley o las normas de régimen interno que haya fijado la comunidad.
  • Exigir que los elementos y servicios comunes se encuentren en perfectas condiciones de uso.
  • Modificar los elementos existentes dentro de su propiedad siempre y cuando no altere la seguridad, configuración, estética o estado del edificio, o bien perjudique los derechos de otro propietario.
  • Reducir por segregación o aumentar por agregación su propiedad con el consentimiento de los titulares afectados y la aprobación de la Junta de propietarios.

Etiquetas: