Reuniones, actas y acuerdos

Imagen de fincasyvecinos
Reuniones, acuerdos y actas

La ley establece que, como mínimo, debe de haber una reunión de Junta de Propietarios una vez al año, sin perjuicio de que en los estatutos de la comunidad puedan especificarse un número mayor de reuniones.

Reuniones

Dicha reunión deberá convocarla el Presidente y deberá ser notificada previamente con 6 días de antelación al resto de los propietarios.

Adicionalmente y sin estar establecido ni por ley ni en los estatutos, podrán convocarse reuniones extraordinarias a petición del presidente cuando este lo crea conveniente, o bien podrán convocarse reuniones cuando lo soliciten una cuarta parte de los propietarios o un número de propietarios que represente el 25% de las cuotas de participación de la comunidad. En este último caso se deberá notificar al Presidente para que sea este el que convoque la reunión, indicando que esta ha sido a petición de los propietarios.

Cada convocatoria de reunión deberá incluir un orden del día donde se especifiquen los temas a tratar objeto de la reunión. Esta reunión deberá incluir dos convocatorias. Si en la primera convocatoria no acuden la mayoría de los propietarios que a su vez representen la mayoría de cuotas de participación, se procederá a celebrar la reunión en la segunda convocatoria.

Actas

Los acuerdos de la Junta de propietarios se reflejarán en un libro de actas diligenciado por el Registrador de la Propiedad en la forma que reglamentariamente se disponga.

El acta de cada reunión de la Junta de propietarios deberá expresar, al menos, las siguientes circunstancias:

  1. La fecha y el lugar de celebración.

  2. El autor de la convocatoria y, en su caso, los propietarios que la hubiesen promovido.

  3. Su carácter ordinario o extraordinario y la indicación sobre su celebración en primera o segunda convocatoria.

  4. Relación de todos los asistentes y sus respectivos cargos, así como de los propietarios representados, con indicación, en todo caso, de sus cuotas de participación.

  5. El orden del día de la reunión.

  6. Los acuerdos adoptados, con indicación, en caso de que ello fuera relevante para la validez del acuerdo, de los nombres de los propietarios que hubieren votado a favor y en contra de los mismos, así como de las cuotas de participación que respectivamente representen.

El acta deberá cerrarse con las firmas del Presidente y del Secretario al terminar la reunión o dentro de los diez días naturales siguientes. Desde su cierre los acuerdos serán ejecutivos, salvo que la Ley previere lo contrario.

El acta de las reuniones se remitirá a los propietarios de acuerdo con el procedimiento establecido.

Serán subsanables los defectos o errores del acta siempre que la misma exprese inequívocamente la fecha y lugar de celebración, los propietarios asistentes, presentes o representados, y los acuerdos adoptados, con indicación de los votos a favor y en contra, así como las cuotas de participación que respectivamente supongan y se encuentre firmada por el presidente y el secretario. Dicha subsanación deberá efectuarse antes de la siguiente reunión de la Junta de propietarios, que deberá ratificar la subsanación.

El secretario custodiará los libros de actas de la Junta de Propietarios. Asimismo deberá conservar, durante el plazo de cinco años las convocatorias, comunicaciones, apoderamientos y demás documentos relevantes de las reuniones, los cuales estarán a disposición de cualquier propietario que desee consultarlos.

Acuerdos

Los acuerdos que se decidan en la junta de propietarios se reflejaran en las actas.

En función del acuerdo al que se quiera llegar se pueden necesitarán diferentes tipos de mayorías, tanto en número de propietarios, como en % de cuota de participación:

  • Para la aprobación o modificación de las normas del acta de constitución de la comunidad o de los estatutos de la comunidad, unión o división de propiedades o alteración de las estructuras o elementos comunes del inmueble es necesaria la unanimidad (vecinos y cuotas)

  • Para el establecimiento, supresión o modificación de la piscina, ascensor, portería, vigilancia u otros servicios comunes de interés general las tres quintas partes del total de los propietarios que representen las tres quintas partes de las cuotas de participación.

  •  La instalación de las infraestructuras o adaptación de servicios de telecomunicación, aprovechamiento de la energía solar o nuevos suministros energéticos en la comunidad es necesario un tercio del total de propietarios que representen, a su vez, un tercio de las cuotas de participación.

  • Las obras o supresión de barreras arquitectónicas necesitaran de una mayoría simple del total de propietarios que represente la mayoría en cuotas de participación.

En los puntos anteriores incluyen el total de propietarios que componen la comunidad. Para ello, si no están presenten en la reunión y una vez informados de los acuerdos, su voto se considerará positivo si no comunican lo contrario antes de 30 días naturales.

Para el resto de acuerdos se requerirá de una mayoría simple de los propietarios que represente la mayoría en cuotas de participación o bien, en segunda convocatoria, mayoría simple de asistentes que represente mayoría de las cuotas de participación presentes.

Cuando un propietario no está conforme con un acuerdo tomado en junta, podrá acudir a los tribunales. Para ello será necesario demostrar que dicho acuerdo incumple la ley o los estatutos, para lo cual tendrá un año para denunciarlo, o atenta contra los intereses de algún propietario o bien beneficia a otros de forma ofensiva para los demás propietarios, para lo cual dispondrá de un plazo de tres meses.

Será necesario estar al corriente de los pagos para poder denunciar algún acuerdo.

Etiquetas: