Instalación de un ascensor en una comunidad de propietarios

Imagen de fincasyvecinos
Instalación de un ascensor en una comunidad de vecinos

Antes de comenzar es necesario indicar que no existe ninguna normativa fija al respecto y no es extraño que, el intento de poner un ascensor en una Comunidad de vecinos acabe en los tribunales, donde tampoco existe una jurisprudencia clara dada la diferente interpretación que hacen los jueces.

El presente artículo tiene como objetivo analizar los pasos necesarios para poner un ascensor en una comunidad a través de la interpretación de la ley en su generalidad, pero hay que tener en cuenta que algunas comunidades autónomas y municipios han establecido normas o leyes que regulan alguna de las gestiones e incluso varía el número de votos necesarios para aprobar su instalación. Es por ello que, si está pensando en proponer la instalación de un ascensor en su comunidad, infórmese de lo que su comunidad o su municipio ha establecido sobre esta materia.

A la hora de analizar cómo poner un ascensor en una comunidad de vecinoses necesario seguir los siguientes pasos:

  • Acuerdo en la comunidad
  • Instalación
  • Mantenimiento y Conservación
  • Sustitución

Acuerdo en la comunidad

Es sin lugar a dudas el primer paso, pero el más peliagudo a la hora de intentar instalar un ascensor: llegar a un acuerdo en la comunidad.

Bien sea por el coste que tiene, bien por la incomodidad de la obra que se va a acometer ya que es muy probable que la instalación conlleve una serie de obras en la propia estructura del edificio para su adecuación, bien sea por el poco o ningún uso que algunos vecinos creen que van a realizar de este servicio o por cualquier otra razón, poner un ascensor en una comunidad es uno de los temas más peliagudos que hay y suele ser uno de los motivos más comunes para que una comunidad llege ante un juez.

En cualquier caso, lo primero que hay que tener en cuenta es lo que marca la ley de la propiedad horizontal o los estatutos de la comunidad. Por lo tanto  y por definición tenemos que el ascensor se define como un nuevo servicio común de interés general y por ello deberá seguir los procedimientos específicos para este tipo de servicios que marca la ley de Propiedad Horizontal. Sera necesario proponerlo en junta como tal y ver quien está de acuerdo con la instalación del ascensor. La LPH en el artículo 17 cita:>

“El establecimiento o supresión de los servicios de ascensor, portería, conserjería, vigilancia u otros servicios comunes de interés general, incluso cuando supongan la modificación del título constitutivo o de los estatutos, requerirá el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación.“.

Es decir, si por lo menos el 60% del total de los propietarios cuya suma de sus cuotas de participación también alcanza por lo menos el 60% esta de acuerdo, se podrá instalar el ascensor sin ningún problema. Este acuerdo implica que, la instalación y el posterior mantenimiento del ascensor deberá realizarse entre todos los propietarios, incluso entre los que hayan votado que no (el 40% o menos).

A veces, los propietarios de las lonjas o de los pisos más bajos que por lo general suelen ser los más reacios a participar en el ascensor con el pretexto de su no utilización, suelen votar a favor para alcanzar dichas tres quintas partes a cambio de que su cuota de participación en la instalación y posterior mantenimiento del ascensor se elimine, es decir, colaboran con su voto a que se ponga el ascensor, pero ellos no lo pagan.

Cuando ha habido propietarios disidentes que han votado que no y aun así se ha llegado al 60% que marca la ley, estos aún pueden acudir a los tribunales argumentando lo citado por la ley en el artículo 11.1 y 11.2:

“Ningún propietario podrá exigir nuevas instalaciones, servicios o mejoras no requeridos para la adecuada conservación, habitabilidad, seguridad y accesibilidad del inmueble, según su naturaleza y características.

Cuando se adopten válidamente acuerdos para realizar innovaciones no exigibles a tenor del apartado anterior y cuya cuota de instalación exceda del importe de tres mensualidades ordinarias de gastos comunes, el disidente no resultará obligado, ni se modificará su cuota, incluso en el caso de que no pueda privársele de la mejora o ventaja”

Es decir, alegando que el ascensor no es necesario para la conservación del edificio y dado que el coste de instalación es muy probable que supere tres mensualidades ordinarias, podrá intentar no poner nada de dinero para su instalación y mantenimiento y si el disidente desea participar de las ventajas del ascensor en otro momento, podrá abonar su cuota en los gastos de realización y mantenimiento, debidamente actualizados mediante la aplicación del correspondiente interés legal y hacer uso del mismo.

Cuando en una comunidad exista alguna persona con discapacidad o mayor de 70 años, solo será necesario una mayoría absoluta para la instalación del ascensor, estando el resto de vecinos disidentes obligados a participar según su cuota.

Si no existen personas ancianas o con discapacidad y solo se obtiene la mayoría de los propietarios, podría abordarse el ascensor como innovación y por lo tanto ser sufragado únicamente por la mayoría que esta de acuerdo, quedando los disidentes exentos de pagar nada.

Y si no se logra ni tan siquiera la mayoría, se puede reclamar su instalación como una mejora necesaria (…) y llegar a los tribunales.

Si se produce el acuerdo, para conseguir cerrarlo, será necesario que se informe del mismo a los propietarios ausentes a la Junta ya que estos dispondrán de un plazo de 30 días naturales para mostrar su discrepancia o, en caso contrario, se entiende que su voto es favorable.

Una vez alcanzado el acuerdo se podrá proceder con el siguiente paso que será la instalación del mismo.

Instalación

Los requerimientos para la instalación del ascensor son los siguientes:

  • Una licencia de obra del ayuntamiento,
  • Un proyecto firmado por un Arquitecto o responsable según las necesidades
  • La conformidad de la comunidad de propietarios

La obra deberá garantizar la seguridad del ascensor además de la del conjunto del inmueble y cumplir con los requisitos en materia de seguridad a los que hace mención la normativa se refieren a la superficie para instalar una cabina, puertas automáticas, etc.

Es importante consultar tanto en el municipio como en el Departamento de Vivienda de la Comunidad autónoma tanto para posibles subvenciones, como para tener claro la documentación necesaria y los tramites adicionales, si los hubiera, que haya que cumplir.

Mantenimiento y Conservación

Una vez instalado el ascensor, pasará a ser un servicio de la comunidad o de parte de ella según el acuerdo alcanzado y por lo tanto será necesario que, al igual que el resto de los servicios, disponga de una mantenimiento propio.

El coste de este servicio deberá ser imputado a los propietarios en función del acuerdo alcanzado para la instalación del mismo.

Las nuevas tareas que el Presidente deberá encargarse de realizar para este nuevo servicio serán las siguientes:

  • Contratar un mantenimiento y las correspondientes revisiones de la instalación. Sera la Junta de propietarios (solo los que pagan el servicio) la encargada de aprobar la contratación.
  • Solicitar cuando corresponda las inspecciones periódicas que establezca la ley para este tipo de aparatos.
  • Impedir su funcionamiento cuando tenga conocimiento de no reúne las debidas condiciones de seguridad.
  • Si se produce un accidente, informar a las autoridades competentes, no renovando el servicio hasta que, previos los reconocimientos y pruebas pertinentes, lo autorice el Órgano competente.

Sustitución del ascensor

En el caso de sustitución o reparación de un ascensor ya instalado, podrá realizarse cuando se cuente con la mayoría de votos de los propietarios que participan en el servicio según el acuerdo alcanzado. Si en su momento existieron disidentes que aunque votaron que no tuvieron más remedio que participar en el pago del servicio, el coste de la sustitución también lo deberán afrontar dichos vecinos.

Etiquetas: